Alimentos beneficiosos hay muchos, ahora bien, existen algunos que albergan en su interior mayor cantidad de componentes beneficiosos.

1# Semillas de chía.

Son una gran fuente de fibra y antioxidantes, 5 veces más calcio que la leche, proteínas y ácidos omega 3 de origen vegetal.

También es fuente de magnesio, cobre, zinc y otras vitaminas.

Como consumirla: la forma más común de tomar chía es mezclándola con agua o zumo. Verás cómo absorbe gran cantidad de líquido. También puedes añadirlas a tus batidos. Si haces tu propio pan, puedes añadir un par de cucharaditas a la masa, una vez que las hayas tenido en remojo.

No debes consumirla en exceso, con dos cucharaditas es suficiente.

 

2# Quinoa.

Es muy rica en aminoácidos y no contiene gluten, por tanto, es apta para celíacos. Aporta proteínas de alto valor biológico y fibra de fácil digestión, por lo que va a repercutir en la salud de tu tránsito intestinal.

Posee vitaminas B y E, y minerales como magnesio, fósforo y hierro.

Como tomarla: lo primero que debes saber es que hay que enjuagarla antes de usarla. Se usa igual que el arroz, tarda unos 20 minutos en cocerse, puedes usarla fría para ensaladas o en caliente para sopas, hamburguesas…

 

3# Brócoli.

Nos aporta gran cantidad de vitamina C, E, betacarotenos, ácido fólico, potasio, calcio, sodio, yodo y fósforo.

Por sus propiedades altamente antioxidantes, ha sido catalogado de superalimento.

Su aporte de fibra es bastante alto, y su valor calórico es muy bajo ya que casi el 90% de su composición es agua.

Fortalece nuestro Sistema Inmunológico y aumenta la resistencia ante infecciones.

La mejor forma de consumirlo es cocinado al vapor o macerado con jugo de limón y aceite de oliva virgen extra.

 

4# Cacao.

El alimento con más antioxidantes del mundo. Contiene magnesio, calcio y titanio.

Estimula nuestras endorfinas, mejora la piel y previene el envejecimiento celular.

Por supuesto, hablamos de un chocolate bueno, cuanto más cacao contenga, más disfrutaremos de sus propiedades saludables.

El cacao contiene triptófano, un aminoácido que favorece la producción de la serotonina, un neurotransmisor que lleva una señal nerviosa que produce felicidad, por eso mejora estados de ansiedad, irritabilidad, depresión, etc…