Hoy os traigo un artículo muy personal, hace tiempo algunas personas que vienen al centro decidieron grabar las consultas. Esta semana una de ellas me hizo una sugerencia y a me pareció muy buena idea.

Me dijo que por qué no usaba esos audios para escribir después artículos, que seguro que mucha gente me hacía preguntas parecidas y que tenían las mismas dudas.

Y es cierto, muchas personas llegan con las mismas dudas e inquietudes al centro, así que, aquí va el primer artículo de muchos que iré transcribiendo de esos audios.

Para poneros en contexto os diré que esta era su cuarta consulta y que es una persona con fuertes dolores de cabeza y ansiedad.

La conversación se basó en preguntas de su parte y respuestas por parte mía:

P: Yo lo único que deseo es que me acepten y me quieran como soy

 R: Tú y todos los seres vivos que habitan en este planeta.

Pero para eso, primero has de quererte y aceptarte tú.

No puedes recibir nada para lo que no estés preparado, al igual que no puedes dar ni ofrecer nada que no poseas y no sólo hablo de cosas materiales.

P: ¿Cómo me acepto si hay cosas que no me gustan de mi comportamiento?

R: Cambia cosas, aceptar no es lo mismo que tolerar. Tolérate a ti mismo hasta que cambies eso que no te gusta.

Y sólo entonces acepta con alegría a tu nuevo tú.

P: ¿Cómo cambio esos aspectos?

R: Para cambiar hay que hacer cosas distintas a las que hacemos normalmente.

Por ejemplo

  • no lees: lee al menos un libro al mes
  • no practicas actividades que sabes que te vienen bien: marca esa tarea como importante y después comparte con alguien tu decisión de hacerla. Es más fácil hacer algo cuando lo hemos comunicado a otra persona.
  • Comes de forma inadecuada. No compres ni tengas en casa comestibles que sabes que te hacen daño.
  • Te da pereza llamar a tus amigos y después te sientes mal porque no lo haces: agenda llamar a tres personas a la semana sólo para saber cómo están.

P: ¿Y si ese cambio hace que ciertas personas se alejen de mí?

 R: Para llenar un armario de ropa nueva es necesario ordenar y sacar la ropa que ya no usas.

Con las personas ocurre igual, hay gente que llega a nuestra vida para enseñarnos o aprender algo y cuando ese período ha acabado, hay que soltar amarras.

Un barco anclado siempre en el mismo puerto no cumple su función.

P: ¿Por qué no me quiero?

R: No amarse es una idea aprendida, todos llegamos al mundo llenos de amor.

Las ideas se van formando con nuestras vivencias, lo que oímos, sentimos, vemos, etc. y como tal se pueden cambiar.

Amarte o no es una elección tuya, pero como toda elección tiene sus consecuencias.

P: ¿Qué pasa si no me amo?

R: Que enfermas, y recuerda que la enfermedad puede estar en muchos planos. Físico, espiritual, emocional…

Cuanto menos amor sientas, más miedo cabe en tu interior y el miedo te paraliza, a ti y a tu organismo, por ejemplo tu sistema inmune se puede llegar a bloquear.

 P: ¿Y el amor a los demás?

R: Primero has de recoger tu cosecha para repartirla después por el pueblo.

No es que te vuelvas egoísta, al contrario, estar sano, equilibrado y lleno de amor es el acto más altruista que un ser humano puede tener.

Sólo en ese estado eres realmente capaz de ayudar a otros.

P: Y hablando de ayudar ¿puede ser que hay personas que estén en la tierra sin ningún sentido?

 R: No, todos tenemos un sentido y un fin en este mundo.

Pero es cierto que hay personas a las que les cuesta más encontrarlo.

Normalmente es el miedo infundido por el ego quien tapa a tu verdadero ser.

P: ¿Por qué hace eso el ego?

R: Porque lucha por su supremacía, está acostumbrado a gobernar sin que nada le moleste.

Hace mucho tiempo, si alguien se atrevía a llevar la contraria al rey le cortaban la cabeza.

Pues el ego hace lo mismo, busca y rebusca cualquier estrategia en nuestra mente para que sigas haciendo lo que él quiere.

 P: Entonces, ¿mi necesidad de aceptación puede ser demandada por mi ego?

R: Cuando descubras por qué estás aquí, qué sentido tiene tu vida y te pongas a ello, la aceptación o no de alguien no será algo que te quite el sueño.

Pero al cambiar tu vibración atraerás a semejantes que vibren en tu misma onda y os ayudaréis en vuestros propósitos de vida.

No puede haber mayor aceptación que esa.

P: Bueno, yo venía con un dolor de cabeza impresionante, con el que llevaba varios días, pero se me ha ido quitando como por arte de magia…

 R: Jejeje, magia no, conocimiento, cuando descubrimos las respuestas a nuestras preguntas nuestro plano físico por lo general deja de dar síntomas que estaban asociados.

Y por ahora esto es todo, si tú también tienes algunas preguntas y te gustaría resolverlas déjame un comentario o escríbeme a info@mytnature.com , estaré encantada de resolverlas en próximos artículos.